Work

Noé Flores, el agricultor audaz que transformó a toda una comunidad agrícola en México

Como el personaje del Génesis, creyó en donde otros desistieron

Noé Flores, el agricultor audaz que transformó a toda una comunidad agrícola en México

En poco tiempo la familia Flores lideró un proyecto agrícola avalado por TUS FRUTOS, que ha transformado al pueblo de Coastecomatillo, Nayarit, en un centro productor de frutas para el mercado interno y externo

Noé Flores y su familia (Nayarit, México) son el testimonio que la tierra siempre ofrece al pequeño y mediano productor la oportunidad para desarrollar su potencial, conseguir sueños y descubrir puertas abiertas para quienes tienen la audacia de buscar en el alma ese tesoro que les permite alcanzar metas.

Este ingeniero agrónomo de Coastecomatillo, un pueblo de 300 habitantes en el estado de Nayarit, colindante con Sinaloa y Durango, al oeste mexicano, lidera un proyecto que reúne a 70 personas, 120 hectáreas de cultivo orgánico y una producción de 2.300 toneladas de frutas, para consumo interno y exportación.

-Desde que se inició el Proyecto, la comunidad ha sido la gran ganadora-  afirma Noé, cuyo nombre significa “larga vida”.

Comenzaron a organizarse antes de La Red. La llegada de TUS FRUTOS, incorporó herramientas de liderazgo y comunicación para las familias que han decidido arraigarse, en lugar de emigrar a la capital o a los EE.UU, esa “epidemia” que cunde en Centro y Sudamérica.

Coastecomatillo es un pueblo pobre, pero noble. Algunas familias no tienen computadora, una TV o una lavadora; hay analfabetismo, desescolarización y probablemente pocas fuentes de empleo, lo que hace aún más meritoria la iniciativa de Tropifruit Costa de Chila SPR, el proyecto local liderado por los Flores para contribuir a la transformación de varias familias.

“Nadie elige donde nacer”

Cada expresión de los “flores” reafirma la toma de conciencia sobre sí mismos, que les llevó a construir una experiencia exitosa, acompañada por TUS FRUTOS. Tienen su propio lema: “Siembra un cambio mental”.

El “rancho” –así se le dice a la comunidad- cultiva yaca, mango, hortalizas, plátano y frijol. Al llegar TUS FRUTOS ya querían hacer algo por su tierra, pero faltaba la formación que indujese el cambio personal necesario para visualizar que sí es posible. “Nadie elige en dónde nacer”, repite Noé, “pero sí qué hace y cómo construye su historia”.  

Juan Giaccardi, el arquitecto y artífice del Proyecto en Red que integra a productores artesanales orgánicos de México y Argentina (también explora iniciativas en Perú y Colombia) es uno más en el equipo multidisciplinar. Se suman economistas, ingenieros, creativos…

Los datos justifican el esfuerzo: 54% de familias agrícolas pobres, sin acceso a recursos y tecnología que los articule; casi 600 millones de hectáreas agrícolas y 38 millones de familias necesitadas de ese plus que impulse su ser. No vendrá desde afuera; está ahí, en el ser. Noé desde su vivencia lo resume con sencillez: “El problema es cuando uno no sabe que no sabe”.

A ese “desconocer”, como si se tratara de un juego de palabras, atribuye Noé Flores la razón para luego “reconocer” el tesoro más valioso: la vida. Es, tal vez, el aporte más importante de TUS FRUTOS para que otros campesinos puedan soñar. El “no saber” les encara con sus necesidades; desde allí, es posible responder y contrastar experiencias en Red.

Juan Giaccardi, artífice detrás de un sueño

El fundador de TUS FRUTOS, Juan Giaccardi, a quien muchos conocen por su perfil como arquitecto, lo explica sin rodeos, mientras evoca herramientas de planeación y liderazgo: “Necesitan ser ellos mismos”, afirma, antes de soltar una de las pocas críticas que se le puede oír a este hombre apasionado por su mayor proyecto: el de la vida.

“Los estados ni las grandes empresas se ocupan de los pequeños y medianos productores, por lo que estamos cambiando un paradigma, acerca de la forma de vivir y de ver la producción”, afirma.

El ámbito agrícola es en este momento el principal compromiso de la Red, si creemos que la Cuarta Revolución –La agrícola- ha llegado para quedarse, como lo hicieron anteriores revoluciones (1ª y 2ª industrial, 3ª energía y telecomunicaciones).

Comenzar por los extremos

Tal vez sin querer, o es una idea deliberada, arranca desde los extremos. México y Argentina albergan el inicio que del Proyecto en Red que se extiende rápidamente.

 Proyectos como los de Silvia Tatarinoff (Argentina) con su propia marca de té, y Noé Flores (México) con sus vayas (planta de pan) y frutos en México, permiten a sus comunidades hacer lo que saben hacer, mientras TUS FRUTOS acompaña, asesora y expande sueños y expectativas.

En La Red las personas se suman voluntariamente. Los cursos de formación están orientados en cada comunidad a convencer que sí es posibleTUS FRUTOS les brinda el training para desarrollar su estructura.

No es una presencia invasiva y seguramente pasará de uno a otro y a otro. Cada experiencia es alimentada desde el corazón de cada productor, al revivir y encausar valores como la generosidad, audacia, afinidad, esperanza, alegría, optimismo, responsabilidad… Es un sí a la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.